Espacio de cuidado, sanación y conciencia

    "Para que el sistema patriarcal cambie ha de existir un millonésimo círculo. Y ha de ser así porque lo que el mundo actualmente necesita es una inyección de la clase de sabiduría que las mujeres tienen, y la forma misma del circulo es una encarnación de esa sabiduría. La famosa expresión ‘’el medio es el mensaje’’ sin duda puede aplicarse a los círculos de mujeres, ya que en un circulo no existen las jerarquías…. Y eso es la igualdad; es así como una cultura se comporta cuando escucha y aprende de cada uno de sus integrantes.

    Estar en un circulo es una práctica de aprendizaje y crecimiento que se nutre de la experiencia y la sabiduría del compromiso y el valor de cada una de las mujeres que hay en el.

    Del mismo modo que cada miembro aporta al círculo su saber en el campo de las relaciones, esto funciona en sentido inverso, es decir la experiencia del circulo puede tener un radical efecto positivo en las relaciones exteriores al círculo, puesto que proporciona un modelo, un espacio en donde comunicarse con sinceridad y afecto hasta que esa sea la forma de comunicación habitual en tu vida y sea también la que esperas de los demás. Esto a su vez, puede llevarte a cambiar la estructura patriarcal de tus relaciones personales y a medida que empieces a cambiar tus relaciones, ese cambio se expandirá"

    Fragmento del libro "El millonésimo circulo" de Jean Shinoda Bolen


    Hay muchos tipos de círculos de mujeres; los que nos proponen danzar, los que nos proponen seguir los lineamientos de un libro, los que nos proponen tocar un instrumento, los que nos brindan el rito del útero, hablan de ginecología natural, etc...

    Todos aportan a la nueva conciencia que de a poco va emergiendo de la mano de las mujeres, reivindicando y respetando nuestros espacios, nuestros cuerpos y sentires, permitiendo relacionarnos con la otra desde un lugar distinto al preestablecido por el sistema.

    Mi propuesta es quizá un poco mas simple desde algún punto de vista, pero muy poderosa.

    A través de los círculos y las actividades propuestas la idea es conectarnos con la otra desde la empatía, desde el NO juicio, desde la escucha activa, permitiéndonos generar lazos profundos.

    La idea es armar un espacio en donde todas nos sintamos cómodas y podamos abrir nuestros corazones, oídos y cabezas. Tal y como dice Jean en el pequeño párrafo que les compartí, esta nueva forma de relacionarnos dentro del circulo, con mucho amor y conciencia es posible que se extienda a nuestras relaciones externas al mismo, mejore la forma de comunicarnos y nos ayude a crear un entramado humano mas empático y amoroso.

    No te olvides... no se necesitan grandes movimientos para cambiar el mundo, se necesita que muchos de nosotr@s generemos pequeñas acciones para poder cambiarlo!


    Tercer domingo del mes a las 17 hs (mujeres)

    Vía Zoom

    Círculo de palabra para mujeres

    "Para que el sistema patriarcal cambie ha de existir un millonésimo círculo. Y ha de ser así porque lo que el mundo actualmente necesita es una inyección de la clase de sabiduría que las mujeres tienen, y la forma misma del circulo es una encarnación de esa sabiduría. La famosa expresión ‘’el medio es el mensaje’’ sin duda puede aplicarse a los círculos de mujeres, ya que en un circulo no existen las jerarquías…. Y eso es la igualdad; es así como una cultura se comporta cuando escucha y aprende de cada uno de sus integrantes.

    Estar en un circulo es una práctica de aprendizaje y crecimiento que se nutre de la experiencia y la sabiduría del compromiso y el valor de cada una de las mujeres que hay en el.

    Del mismo modo que cada miembro aporta al círculo su saber en el campo de las relaciones, esto funciona en sentido inverso, es decir la experiencia del circulo puede tener un radical efecto positivo en las relaciones exteriores al círculo, puesto que proporciona un modelo, un espacio en donde comunicarse con sinceridad y afecto hasta que esa sea la forma de comunicación habitual en tu vida y sea también la que esperas de los demás. Esto a su vez, puede llevarte a cambiar la estructura patriarcal de tus relaciones personales y a medida que empieces a cambiar tus relaciones, ese cambio se expandirá"

    Fragmento del libro "El millonésimo circulo" de Jean Shinoda Bolen


    Hay muchos tipos de círculos de mujeres; los que nos proponen danzar, los que nos proponen seguir los lineamientos de un libro, los que nos proponen tocar un instrumento, los que nos brindan el rito del útero, hablan de ginecología natural, etc...

    Todos aportan a la nueva conciencia que de a poco va emergiendo de la mano de las mujeres, reivindicando y respetando nuestros espacios, nuestros cuerpos y sentires, permitiendo relacionarnos con la otra desde un lugar distinto al preestablecido por el sistema.

    Mi propuesta es quizá un poco mas simple desde algún punto de vista, pero muy poderosa.

    A través de los círculos y las actividades propuestas la idea es conectarnos con la otra desde la empatía, desde el NO juicio, desde la escucha activa, permitiéndonos generar lazos profundos.

    La idea es armar un espacio en donde todas nos sintamos cómodas y podamos abrir nuestros corazones, oídos y cabezas. Tal y como dice Jean en el pequeño párrafo que les compartí, esta nueva forma de relacionarnos dentro del circulo, con mucho amor y conciencia es posible que se extienda a nuestras relaciones externas al mismo, mejore la forma de comunicarnos y nos ayude a crear un entramado humano mas empático y amoroso.

    No te olvides... no se necesitan grandes movimientos para cambiar el mundo, se necesita que muchos de nosotr@s generemos pequeñas acciones para poder cambiarlo!


    Tercer domingo del mes a las 17 hs (mujeres)

    Vía Zoom

    Mi carrito