Multiespacio de bienestar

Y vos que DAS? Entrada del 03/2021

Y vos, que das?


Lo escucho por ahí, lo leo en otro lado….Le pedís al cielo, al gobierno, a tu jefe, al estado, al vecino, a tu pareja, a tus hijos, a tu dios, a tus padres....

Les pedís, deseás, rezás, visualizás abundancia... Pero ¿Que estás dando para que todo eso que pedís al universo, te sea devuelto?

Cuando hablo de dar no me refiero a donar tus ahorros o a sacar un crédito para armar un refugio para perros o sacrificar todo tu tiempo libre. Sino a dar… simple!


Dar una sonrisa, un abrazo, un momento a alguien, escuchar con atención, a dar un consejo desde el corazón, sin apegos (no desde el ego, esperando q el otro siga al pie de la letra lo que le decís ¡eso es sin apego!) A brindar lo que sabes.


¿Cuándo fue la última vez que brindaste servicio? Que le diste de comer al gato de la esquina, que limpiaste lo que ensuciaste? Que donaste ropa? Cuando fue la última vez que escuchaste? Y que brindaste de corazón lo que sabías?¡Sí que hay formas de dar!

Yo sigo escuchando adultos que se la dan de superados por que leyeron un libro o por que vieron “El secreto” o por que se suman a retos de 21 días de abundancia…¿Pero cuándo llegará el momento que pasemos de la teoría a la práctica? Cuando salgamos de hacer la plancha en la superficie segura del conocimiento teórico y nos metamos a las profundidades esclarecedoras y fortalecedoras?


Somos niños heridos gritando por la atención de papa y mama, solo que ahora esos lugares son ocupados por otras entidades de poder (el jefe, la empresa, el gobierno, la pareja) ACA ESTOY! NO SEAS INJUSTO! AMAME! MIRAME!

Ahora… Si vos no sos capaz de DARTE a vos mismo todo eso (por algo lo buscás afuera) Como podés esperar que otro te lo dé? Porque te cuento… el otro está en la misma que vos, pidiendo a gritos que le DEN.


Y es así como nos vamos convirtiendo en una sociedad egoísta, avara, donde somos incapaces de ver más allá de nuestras necesidades. Creemos que tener un hijo y cuidarlo es “amor del puro, del desinteresado” Pero nos cagamos en el hijo del vecino al primer partido de futbol en la escuelita! Nos vamos convirtiendo en personas DES empoderadas que esperan que el cambio venga de afuera, que nos protejan… que nos DEN, sin hacer un gramo de nada, irresponsables, sin aportarle nada al entorno.


Sin girar la rueda de la abundancia, que SIEMPRE comienza con el DAR.


¿Qué estás dando vos para recibir todo lo que YA tenés?


Samy Otero – Marzo 2021

Mi carrito